miércoles, 4 de enero de 2012

Sí, he cambiado.

 No soy tan buena como lo era antes, porque no quiero ser utilizada o pisoteada, no confío en todo el mundo y no les cuento mis secretos, porque detrás de cada sonrisa falsa hay una persona falsa. Me distancio a mí misma de las personas porque al final, se van a ir. He cambiado porque me he dado cuenta de que soy la única persona de la que puedo depender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario